Consulta Psicológica José Anotnio Molina

Depresión y Ansiedad

Sufrir cuadros depresivos o de ansiedad durante el curso de nuestra vida puede ser algo frecuente, pero ¿quién nos enseña a combatir estos estados? Aprendemos multitud de cosas, pero nadie nos enseña herramientas psicológicas para sentirnos más tranquilos, más alegres y en general más felices. 

Si nos centramos en la depresión, los síntomas característicos son: tristeza, desánimo, sensación de fracaso, culpa, autodecepción, fatiga, alteración del sueño, problemas con el apetito, desinterés sexual, etc. Si se identifica con estos síntomas y ha observado que son mantenidos en el tiempo, le puede resultar de utilidad consultar con un profesional.

¿Por qué llegamos a este estado? Excepto en las depresiones endógenas, que son las producidas por factores físicos, y que son las menos habituales, el estado de ánimo depende de lo que hacemos y de lo que pensamos. Respecto a las conductas, cuando alguien está lo que denominamos “depre” va restringiendo las actividades en las que se implica. En relación a lo que pensamos, existe lo que se denomina la triada cognitiva, que se refiere a lo que pensamos de nosotros mismos, del mundo y de nuestro futuro.

Existen estrategias psicológicas que nos ayudan a aumentar el nivel de actividad y modificar nuestros pensamientos, para así mejorar nuestro estado anímico. Muchos pacientes describen “prefiero cualquier enfermedad a volver a pasar por una depresión”. 

La ansiedad la podemos entender desde lo que se denomina el triple sistema de respuesta: lo que pienso “me va a salir mal la entrevista que tengo y me voy a bloquear”, lo que siento “noto sudor, nudo en el estómago y que el corazón se acelera” y lo que hago “llamar para anular la entrevista aduciendo estar enfermo”. Este es un claro ejemplo de lo que me describía un paciente en una sesión.

Desde el campo de la Psicología favorecemos el entrenamiento en herramientas para afrontar cada una de estas respuestas.

El estrés se produce cuando las demandas del entorno superan la capacidad de afrontamiento de la persona. Generándose síntomas parecidos a los anteriormente comentados con la ansiedad.

Copyright © 2017 CONSULTA PSICOLÓGICA JOSÉ ANTONIO MOLINA. Todos los derechos reservados Psicólogo Terapeuta